Recetas con Naranja

"Aquí os dejo una colección de recetas  donde interviene la rica naranja de mi

 pueblo Palma del Río."

                     "Almejas al estilo de mi bisabuela"

Un entrante delicioso, con poca elaboración y fácil de hacer.

Inconveniente: tenemos que intentar cocinarlo en una época en que la almeja

 esté barata o resultará un plato caro, ya que solo es un entrante, un aperitivo.

Una receta muy antigua, aunque pueda parecernos actual.

Con el toque especial de la naranja de mi pueblo, Palma del Río.

Ingredientes:

- Almejas o chirlas lo más grandes posible.

 -4 dientes de ajo.

 - 6 cucharadas de aceite de oliva.

- 2 cucharadas de pan rallado.

- 4 naranjas.

Preparación de la receta:

Antes de cocinar las almejas, debemos  lavarlas con abundante agua con sal y

 azúcar para que suelten toda la tierra. Las escurrimos bien.

Si no las vamos a preparar en el mismo día, podemos una vez escurridas

guardarlas en un recipiente y congelarlas.

Cuando las vayamos a cocinar, solo sacar del congelador y echar a la sartén o

 cazuela, sin hacer nada más.

Picamos el ajo muy pequeñito. Ponemos al fuego una sartén con un buen

chorreón de aceite y añadimos los ajos troceados, los dejamos dorar un poco

 sin que estén fritos del todo (así luego repite menos).

Cuando ya están hechos añadimos las dos cucharadas de pan rallado,

 removemos con cuchara de madera.

Una vez rehogado el pan, echamos el zumo de las naranjas.

En el momento que rompa a hervir, ponemos las almejas y tapamos la cazuela.

Dejamos hasta que se abran.

Servimos calientes.

Para chuparse los dedos, nunca mejor dicho. Las almejas estarán riquísimas,

pero  mojar pan en esa salsa es un placer delicioso.


Almíbar/ glaseado de naranja

El almíbar, también llamado jarabe de azúcar, se obtiene disolviendo agua y

 azúcar.

Le damos temperatura hasta que se vuelve consistente.

La Thermomix controla muy bien la temperatura. Por eso es muy fácil

 preparar el almíbar en muy poco tiempo.

Nuestro almíbar será un almíbar flojo, con la misma cantidad de azúcar que

 de agua (en este caso naranja de mi pueblo Palma del Río).

Ingredientes:

- 100 gr. de azúcar.

-100 gr. de zumo de naranja recién exprimida. O de agua a temperatura

 ambiente

Preparación de la receta:

Exprimimos la naranja. Hemos de conseguir el mismo peso de azúcar, 100 gr.,

 en zumo de naranja.

Ponemos en el vaso limpio los 100 gr. de zumo de naranja y los 100 gr. de azúcar.

Cerramos y 15 minutos, 100 Cª, velocidad 1. Con el cubilete para que no

 evapore.

Dejamos enfriar y echamos en un tarro de cristal para después utilizarlo.

Podemos aromatizar el almíbar utilizando canela, vainilla, piel de cítricos. En

 este caso lo hemos hecho con el zumo de naranja.

El resultado un glaseado riquísimo.

Bebida  económica y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.

Natural, de fruta, naranja típica de mi pueblo, Palma del Río.

Típico del verano para combatir el calor o en invierno para prevenir catarros.

Ayuda a calmar la sed en verano y a evitar que niños y ancianos se

deshidraten.

Con muy pocas calorías.

Se obtiene mezclando leche o yogur con frutas.

Bebida nutritiva y refrescante.

Colorida  y de buen sabor, ayuda a que los niños coman fruta casi jugando.

Ricos en agua, fibra, vitaminas y minerales.

Podemos hacer batidos con cualquier fruta, variándolas según la temporada.

También podemos hacerlos con una fruta sola y añadirle un poco de canela.

Ingredientes:

-  ½ k. de zanahoria.

-El zumo de cuatro naranjas y 2 limones.

- 4 cucharadas de azúcar.

- 3 yemas de huevo.

- ½ bote de leche evaporada.

Preparación de la receta:

Pelamos y picamos la zanahoria.

Extraemos el zumo de las naranjas y los limones.

Mezclamos todo en la batidora con ½ l. de agua fría.

Pasamos por un chino y decoramos a nuestro gusto.


Tierno y esponjoso por dentro, con un intenso sabor a naranja.

El zumo de la naranja consigue que la masa del bizcocho sea más suave y
ligera y que se mantenga esponjoso incluso en días posteriores.
Delicioso e ideal para cualquier merienda o desayuno.
Casero a más no poder. Ideal para nuestros niños.
Ingredientes para 8 porciones:
Para el bizcocho:
- 180 gr. de mantequilla.
-200 gr. de azúcar.
- 5 yemas de huevo.
- 2 cucharadas pequeñas de levadura.
- Una pizca de sal.
- 3 cucharadas de zumo de naranjas.
- 1 cucharada de ralladura de naranja.
- 5 claras de huevo.
- 1 cucharada de azúcar.
- 250 gr. de harina para bizcochos.
Para el almíbar del bizcocho:
-200 cl de zumo de naranja.
- 200 gr. de azúcar.
Preparación de la receta:
Empezamos haciendo el bizcocho:
En un bol. Mezclamos la mantequilla con el azúcar.
Batimos muy bien hasta que se forme una crema sin grumos.
Las yemas las vamos añadiendo de una en una. Cada vez que añadamos una nueva batimos bien.
Añadimos también la ralladura de la naranja.
Cernimos la harina mezclándola con la sal y la levadura.
Agregamos a la mezcla que estábamos batiendo poco a poco junto con el zumo de naranja.
Batimos las claras a punto de nieve con la cucharada de azúcar y añadimos a la mezcla del bizcocho poco a poco.
Usamos para hacer el bizcocho un molde desmontable de 24 cm. ponemos en el fondo mantequilla y harina para que no se pegue.
Cuando tengamos el molde preparado, echamos en él nuestra mezcla y metemos en el horno a unos 180 º entre 30 y 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo salga seco y no mojado.
Si la parte de arriba se hace demasiado rápido o se dora, podemos tapar con papel de aluminio.
Ahora hacemos el almíbar:
En una cacerola ponemos el zumo de naranja y el azúcar.
Acercamos al fuego. 
Cuando comience a hervir ponemos a fuego bajo y dejamos hacer 6 minutos.
Apartamos del fuego y dejamos enfriar.
Una vez sacado el bizcocho del horno, echamos el 
almíbar ya frío por encima.
Esperamos hasta que el bizcocho este frío y 
desmoldamos.
Podemos servir así o adornar con merengue o nata. 
Como más sano es servir tal cual. 
Menos calorías.
Para chuparse los dedos.

                                               "Cabrito a la naranja"

Un delicioso segundo plato de carne. Es una carne no demasiado barata, pero

 para un capricho de algún día.

              Para este plato podemos utilizar pierna, paletilla o cualquier otra parte 

siempre que no tenga demasiada grasa.

              Como especial vamos a cocinar con el zumo de la naranja de mi pueblo,

 Palma del Río

              La naranja da a la carne un gusto dulce y meloso.

               Ingredientes:

              - 1 kilo de carne de cabrito sin huesos.

              -  Aceite de oliva.

              - 2 cebollas medianas.

              -8- 10 dientes de ajo.

              - 2 naranjas.

              - 1 pimiento seco.

              - 2 patatas grandes.

             -  250 gr. de guisantes desgranados.

            -Sal.

            - Perejil fresco.

            - Cilantro (opcional).

            - Pimienta molida.

            Preparación de la receta:

           Lavamos la carne, la secamos y cortamos en cuadraditos.

          Otra opción más fácil es que nos la prepare el carnicero.

          Pelamos las cebollas y las picamos muy fino.

          Calentamos el aceite en una cacerola y cuando humee, incorporamos la cebolla.

          Dejamos rehogar a fuego lento hasta que se ponga transparente.

           Abrimos el pimiento seco por la mitad y lo dejamos en remojo en agua caliente

 hasta que se

          hidrate la pulpa.

         Pelamos los ajos , los troceamos y los ponemos en la batidora con un manojo de

 perejil, el cilantro si

         lo utilizamos y la pulpa del pimiento seco.

        Añadimos un chorreón de agua y batimos bien teniendo cuidado de que no quede

 espeso.

       Añadimos la cebolla.

       Mezclamos con una cuchara de madera y freímos a fuego lento unos cinco

 minutos.

       Añadimos la carne y mezclamos bien con todos los ingredientes.

      Cuando comience a dorarse incorporamos el zumo de una naranja.

      Echamos agua hasta que la carne quede cubierta.

       Ponemos sal y pimienta y cocemos a fuego suave una media hora.

        Pelamos las patatas, las lavamos y cortamos en rodajas de un cm

 aproximadamente.

    Cuando la carne del cordero este casi tierna, echamos los guisantes y las patatas y


 dejamos cocer

    Hasta que el cordero este blandito y todo en su punto.

    Pelamos la otra naranja y separamos los gajos.

    Servimos el cabrito con los guisantes, las patatas y los gajos de naranja.

    Es




Mas refinados o más simples, siempre resultaran de lo 

mas apetecibles para ir abriendo boca.

Se mezclan sabores agridulces, salmón y naranja.

La salsa podemos utilizarla también para ensaladas de 

escarola o de pasta.


Ingredientes:

- Sal.

-Pimienta.

-Queso fresco en rodajas.

-2 cucharadas de aceite de oliva.

-1 cucharada de vinagre de Módena.

-1 chorrito de brandy u Oporto.

- 250 gr. de salmón ahumado o marinado.

- 2 naranjas.

-El zumo de media naranja.

-25 gr. de almendras.

-25 gr. de nueces.

-Pan para canapés.

Preparación de la receta:

Pelamos las naranjas y cortamos en lonchas finas. Sin 

nada blanco para que no amargue. Reservamos.

Cortamos las lonchas de salmón del tamaño del pan y de

la rodaja de naranja. Reservamos.

Hacemos la salsa agridulce de naranja:

Exprimimos el zumo de la media naranja.

En un mortero troceamos las nueces y almendras.

En un bol pequeño, mezclamos el aceite de oliva, el 

vinagre y el brandy. Mezclamos bien. Añadimos una 

pizca de sal, pimienta, el zumo de la media naranja y 

los frutos secos.

Montamos el canapé:

El pan podemos comprarlo hecho o hacer una tosta.

Ponemos sobre el pan la rodaja de naranja. Luego el 

salmón y encima la salsa agridulce.

Podemos preparar el día anterior, pero la salsa se le 

pone en el momento.

El resultado un entrante delicioso.



                                "Cóctel de mariscos"

 Un  primer plato exquisito para una ocasión especial, o para un día cualquiera.

Ideal como entrante. Se sirve siempre frío.
En su elaboración podemos usar muchos ingredientes, pero la base principal siempre

 será el marisco.
Con gambas, langostinos, lechuga, frutas y sobre todo una buena y casera salsa rosa.
El resultado es estupendo.
Ingredientes:
·         Lechuga.
·         Palitos de cangrejo o palitos de surimi.
·         Langostinos cocidos.
·         Gambas.
·         Salsa rosa (pinchar para ver receta).
·         Manzana, piña natural, naranja, pomelo (opcional).
Preparación de la receta:
Las cantidades de cada ingrediente las dejo a vuestro gusto. Según la cantidad de

 cóctel que deseemos obtener.
Preparamos la salsa rosa. Aquí os dejo el enlace.
Una vez terminada la dejamos en  el frío.
Picamos muy fina la lechuga, cogollo, iceberg…
Lavamos bien  la lechuga, escurrimos y colocamos en un bol.
Pelamos las gambas cocidas y echamos en el bol con la ensalada.
Igual con los langostinos. Reservamos algunos para decorar.
Troceamos el surimi.
Ponemos en el bol y un poquito de sal.
Si es de nuestro gusto podemos añadir también piña o manzana troceada. Con esto

 conseguiríamos un toque dulce diferente y original.
Y él no va mas es añadir trozos de pomelo o de naranja de mi tierra, Palma del Río.
Añadimos las cucharadas de salsa rosa necesarias para que todo ligue bien.
Metemos en el frigorífico hasta que vayamos a consumir.
Servimos en copas individuales adornando con uno o dos langostinos y con gajos de


D                                        "Conejo en salsa con naranja"
Un delicioso segundo plato de carne. Si bien es cierto que destinado a paladares que

 aprecien la carne.

              La carne del conejo tiene un toque especial, que o gusta o no gusta. Según la

 temporada no suele ser muy caro el conejo.

              La carne de conejo es ideal para las dietas ya que es baja en grasas y de fácil

 digestión.

              Las partes magras están indicadas para todas las edades y aportan proteínas,

 minerales, hierro y potasio.

              Vamos a hacer un guiso de conejo, con el sabor de la rica naranja de mi

 pueblo, Palma del Río.

             Le da un toque muy especial a la carne, dulce y meloso.

              Ingredientes:

             - Un conejo a trozos.

             - 2 naranjas.

             - 1 mandarina.

             - Aceite de oliva,

             -1 cebolla picada.

             - 2 dientes de ajo.

             -Vino blanco.

             - 2 hojas de laurel.

             -Sal.

             -Tomillo

             - Una rama de perejil picado.

             Preparación de la receta:

            Lavamos y secamos el conejo troceado. Reservamos.

           Lavamos las naranjas y la mandarina. Cortamos a trozos la corteza de la

 naranja.

          Sacamos el zumo de las tres frutas y guardamos.

          En una olla echamos el aceite y freímos la cebolla  y el ajo machacado.

          Añadimos la carne antes de que empiece a coger color.

         Doramos unos minutos.

         Incorporamos el vino, la corteza de la naranja, las hierbas y ponemos sal.

         Tapamos y dejamos cocer unos 10 minutos.

         Pasado este tiempo añadimos el zumo y dejamos otros 20 minutos más.

         Retiramos las cortezas y las hierbas.

Durante la cocción comprobamos la dureza de la carne.

        Sacamos de la cacerola la carne.

        Reducimos la salsa unos minutos y regamos la carne con ella.

        Después ya solo emplatar y listo. Podemos servir con guarnición de verdura o

 patatas fritas, al

       gusto.

   


                                                           "Corona de naranja"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.

Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.

Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar que

 engorda un poquito más.

Al elaborar esta receta, debemos asegurarnos que la naranja sea de buena calidad

 (nada mejor que la navelina de Palma del Río), y que esté en su punto.

Los demás ingredientes son muy suaves, así que todo el sabor ha de venir de la

 naranja.

Los postres con naranja son infinitos, para muestra este Flan Corona de Naranja.

Ingredientes:

- 4 huevos.

- 2 naranjas grandes.

-4 cucharadas colmadas de azúcar.

- 80 gr. de azúcar glas para el merengue.

- 3 cucharadas de azúcar para el almíbar.

- 1 naranja para adornar.

Preparación de la receta:

Cortamos las naranjas por la mitad y las exprimimos. Reservamos el zumo.

Cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas.

Añadimos el azúcar a las yemas y batimos a mano o con batidora eléctrica hasta que

 tengamos una crema blanquecina y espumosa y hasta que las yemas doblen su

 volumen.

Esto se consigue más fácil si colocamos el recipiente de las yemas sobre agua caliente.


Añadimos el zumo de las naranjas a las yemas.

Lo hacemos poco a poco y sin dejar de batir para que se mezclen bien.

El resto del azúcar lo ponemos en un cazo con dos cucharadas de agua, lo acercamos

 al fuego lento y dejamos cocer hasta tener un almíbar espeso, pero sin que se haga

 caramelo.

En un molde de corona echamos el almíbar y después el preparado para flan que

 habíamos hecho.

Lo cocemos al baño María durante cuarenta o cuarenta y cinco minutos, tapado para

 que no le entre agua.

Dejamos enfriar y desmoldamos en la fuente que vayamos a servir.

Montamos las claras con el azúcar y con una manga pastelera adornamos el flan.

También podemos usar nata ya montada.

Decoramos también con los gajos de naranja.

El resultado un postre riquísimo.

Esp


                   "Corona de Naranjas al Microondas"

        Un postre económico y fácil de hacer.

        Con muy pocos ingredientes.

        Al microondas y en 15 minutos está hecho.

        Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado

        de vitamina c.

Al elaborar esta receta, debemos asegurarnos que la 

naranja sea de buena calidad (nada mejor que la 

navelina de Palma del Río), y que esté en su punto.

Los demás ingredientes son muy suaves, así que todo el 

sabor ha de venir de la naranja.

Los postres con naranja son infinitos, para muestra esta

 Corona de Naranja.

Ingredientes:

- 6 huevos.

-      200 ml. de zumo de naranja.

- 400 ml. de leche condensada.

-2 cucharadas de maicena.

- Caramelo líquido.

Preparación de la receta:

Cortamos las naranjas por la mitad y las exprimimos. 

Reservamos el zumo.

En un molde de corona apto para el  microondas, 

ponemos el caramelo en la base.

Batimos los huevos con la leche condensada y el zumo.

Añadimos la maicena y batimos bien.

Echamos esta mezcla en el molde sobre el caramelo.

Metemos en el microondas unos 15 minutos a 800 

w

Desmoldamos cuando se enfríe. 

Podemos decorar con nata montada y con gajos de 

naranja.

El resultado un postre riquísimo.

Espe

Un postre económico y fácil de hacer.

Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar

 que engorda un poquito. Mi pueblo, Palma del Río tan rico en naranjas, que

 tan poco utilizamos en nuestra repostería.

Resulta delicioso con una buena naranja palmeña, el azúcar y el yogurt. Y el

 licor dulce que le da su toque especial. Un capricho de vez en cuando.

Ingredientes:

- 2 naranjas.

- ½ limón.

-100 gr. de azúcar.

- 4 yogures naturales.

- Una copita de licor dulce.

Preparación de la receta:

Esta receta necesita muy poca elaboración.

Batimos los yogures con el zumo de las dos naranjas y del ½ limón.

Añadimos el azúcar y la copita de licor dulce.

Dejamos reposar en la nevera unas cuantas horas y después servimos bien frio

 en copas de helado.

El resultado un postre riquísimo.



 Un plato muy fácil de hacer, rápido y con buen resultado.

Un primero ideal, económico, sobre todo si no quieres recargar mucho la

 comida. Detrás puedes cocinar una carne o un pescado de segundo, ya que el

 primero no es excesivamente calórico.

Pero casi lo más lógico es comerlo como un postre.

Muy refrescante para el verano, ideal para cualquier dieta. Un plato light,

 pero con suficientes nutrientes.

Una forma agradable para que los niños coman fruta.

Podemos usar cualquier fruta. Sandía, melón, nectarinas, kiwis…

Es aconsejable jugar con los colores de las frutas para que la ensalada resulte

 agradable a la vista, cuanto más colorido mejor.

El contraste de sabor de las frutas es exquisito.

Ingredientes para 4 pax:

- 1 manzana.

- 1 melocotón rojo.

-1 melocotón amarillo.

-Melón.

-Sandia.

-Naranja.

- Picotas.

- 1 yogurt natural.

- Nata liquida.

Preparación de la receta:

Pelamos y troceamos toda la fruta menos las picotas.

Ponemos en un bol y añadimos las picotas.

Mezclamos la nata líquida con el yogurt y batimos un poco.

Añadimos esta crema al bol de las frutas y metemos en el frigorífico para que

 se enfríe bien.



Un plato muy fácil de hacer, rápido y con buen resultado.


Un primero ideal, económico, sobre todo si no quieres recargar mucho la


comida. Detrás puedes cocinar una carne o un pescado de segundo, ya que


el primero no es excesivamente calórico.

 

Como se come fresco del frigorífico, puede resultar ideal para el verano,


pero cierto es que en cualquier época del año es muy apetecible.


Ingredientes:

- 1 patata pequeña cocida, pelada y troceada (opcional).


- 60 gr. de aceite de oliva.


- Un trozo de cebolla.

- 2 naranjas peladas sin nada de parte blanca y cortadas a trozos.

- Tomate picado pequeñito (opcional).

-3 huevos cocidos.

 

- Sal.

 

Preparación de la receta:

Cocemos diez minutos los huevos hasta que se pongan duros.

Pelamos y picamos pequeño los huevos duros. Reservamos alguna yema

para decorar.

En un bol, ponemos las naranjas peladas y troceadas.

Añadimos los huevos picados. El tomate y la patata si los ponemos.

Añadimos también la cebolla picada pequeñita. La sal y el aceite.

Removemos bien con cuidado de no romper la naranja.

Guardamos en el frigo hasta el momento de servir.


                                     "Flan de naranja"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.

Es uno de los postres que no debe faltar en casa. El resultado siempre es

 excelente.

Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.

A partir del básico flan de huevo, podemos hacerlo con turrón, chocolate,

 queso…

Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar

 que engorda un poquito más.

Hoy vamos a preparar este flan con un delicioso sabor a naranja que

 encantará a los paladares más selectos.

Ingredientes:

- 4 huevos.

-5/6 cucharadas de azúcar (me quedo un poco corta para hacerlo más light,

 pero la receta dice dos cucharadas por cada huevo).

- 200 ml de leche.

- 200 ml de zumo de naranja.

- Ralladura de naranja a nuestro gusto.

- Caramelo (también podemos hacerlo nosotros).

- Esencia de vainilla o canela (opcional).

Preparación de la receta:

Ponemos en un cazo la leche con la ralladura de la naranja para que hierva

 unos minutos. De esta forma conseguiremos darle aroma de naranja a la

 leche.

Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.

Ponemos el caramelo en el molde donde vamos a hacer el flan.

El caramelo lo haremos con dos cucharadas de azúcar y un poco de agua a

 fuego medio.

Primero ponemos el azúcar y no removemos al principio hasta que se

 empiecen a formar burbujas y el azúcar cambie de color. Entonces

 removemos mezclando con una cuchara de madera.

Apartamos y seguimos removiendo hasta que coja color miel tostada.

 Entonces añadimos unas gotas de limón que le darán brillo al caramelo y

 evitaran que se cristalice.

Debemos procurar que no se queme, porque en ese caso amargaría.

En un bol ponemos el azúcar con los huevos. Mezclamos bien.

Incorporamos el zumo de naranja y seguimos mezclando.

Pasamos la leche por un colador para quitar las ralladuras de la naranja.

Vertemos la leche sobre el preparado que teníamos de los huevos y el azúcar.

En este punto podemos añadir si lo deseamos la esencia de vainilla o la canela.

Mezclamos bien todos los ingredientes.

Ponemos el preparado en el molde que habíamos caramelizado.

Bien sean moldes individuales o uno grande.

Ponemos el molde en el horno al baño María unos 45- 50 minutos con el horno

 a 170 grados.

Los moldes los cubrimos con papel de aluminio.

En los últimos diez minutos se recomienda quitar el papel de aluminio para

 que el flan coja un poco de color.

Podemos ir pinchando con un palillo o algo fino el flan a ver si sale seco, lo que

 será señal de que ya está hecho.

Dejamos el flan enfriar a temperatura ambiente. Luego lo ponemos al frio. De

 un día para otra esta mejor.

Desmoldamos con cuidado de no romperlo y de que el caramelo bañe bien

 todo el flan.

Podemos decorar con rodajas de naranja o limón.

El resultado un postre riquísimo.



Un postre económico, fácil de hacer y muy antiguo en

 nuestra gastronomía.

Receta muy sencilla.

Igual podemos llamarlo pan, flan o un pudin donde

 aprovechamos lo que se nos queda duro. Magdalenas, pan,

 o bizcochos como en mi caso.

Ingredientes:

-150 gr. de azúcar

- 500 gr. de leche.

- 5 huevos.

-45 gr. de bizcocho.

-1 cucharadita de canela.

-Piel de naranja y limón.

- Caramelo (también podemos hacerlo nosotros).

-700 gr. de agua.

Preparación de la receta en thermomix:

Esta receta necesita muy poca elaboración.

Ponemos caramelo en el molde que vayamos a usar

 procurando que quede todo manchado.

Ponemos los bizcochos a trozos en el fondo sobre el

 caramelo. Reservamos.

El caramelo lo haremos con dos cucharadas de azúcar y un


poco de agua a fuego medio.

 

Primero ponemos el azúcar y no removemos al principio


hasta que se empiecen a formar burbujas y el azúcar

 

cambie de color. Entonces removemos mezclando con una


cuchara de madera.

 

Apartamos y seguimos removiendo hasta que coja color


 miel tostada.


Entonces añadimos unas gotas de limón

 

que le darán brillo al caramelo y evitarán que se cristalice.

 

Debemos procurar que no se queme, porque en ese caso


 amargaría.

 

En el vaso ponemos la leche, la canela, los huevos, las

 ralladuras de limón y naranja y el azúcar. 15

 segundos, velocidad 3.


Sacamos la corteza de limón y naranja y volcamos en el


 molde con el caramelo y los bizcochos.




Tapamos con papel film transparente o aluminio. Que quede

 bien cerrado.

Ponemos papel de horno sobre el molde para que empape el

 vapor.

Ponemos el agua en el vaso y el recipiente en el varoma.

 Tapa y pon en su posición.

40/50 minutos, varoma, velocidad 2.

Antes de terminar nos aseguramos de que este cuajado

 pinchando con un

palillo.

Dejamos enfriar en el frigo dos horas antes de desmoldar.

Para desmoldarlo, pasamos un cuchillo por los bordes

 laterales del flan y le damos la vuelta sobre el plato en

 el que vamos a servirlo.

El resultado un postre riquísimo.

Preparación de la receta tradicional:

Esta receta necesita muy poca elaboración.

Ponemos caramelo en el molde que vayamos a usar

 procurando que quede todo manchado.

Ponemos los bizcochos a trozos en el fondo sobre el

 caramelo. Reservamos.

El caramelo lo haremos con dos cucharadas de azúcar y un


 poco de agua a fuego medio.

 

Primero ponemos el azúcar y no removemos al principio


 hasta que se empiecen a formar burbujas y el azúcar

 

cambie de color. Entonces removemos mezclando con una


 cuchara de madera.

 

Apartamos y seguimos removiendo hasta que coja color


 miel tostada.


Entonces añadimos unas gotas de limón

 

que le darán brillo al caramelo y evitarán que se cristalice.

 

Debemos procurar que no se queme, porque en ese caso


 amargaría.

 

En un cazo ponemos la leche, la canela y la ralladura de


 limón y naranja.


Calentamos.

Batimos los huevos con el azúcar.

Antes de que hierva la leche, echamos los huevos con el

 azúcar y seguimos batiendo hasta conseguir una

 mezcla homogénea.

Sacamos la corteza de limón y naranja y volcamos en el

 molde con el caramelo y los bizcochos.

Tapamos con papel film transparente o aluminio. Que quede

 bien cerrado.

Hacemos al baño María en el horno o en una olla. 35/40

 minutos.

Antes de terminar nos aseguramos de que este cuajado

 pinchando con un palillo.

Dejamos enfriar en el frigo dos horas antes de desmoldar.

Para desmoldarlo, pasamos un cuchillo por los bordes

 laterales del flan y le damos la vuelta sobre el plato en

 el que vamos a servirlo.

           


Fácil de preparar.

Un rico helado con ingredientes sanos.

Ideal para los calores del verano o para darnos un gusto en invierno.

Quedará bien en cualquier fiesta, cumpleaños…

Un capricho de vez en cuando.

Una forma agradable y vistosa de hacer que los niños coman fruta.

Nota: cualquier helado tarda tres horas en solidificarse. Mientras lo está

 haciendo, debemos removerlo cada hora para evitar que se formen grumos.

Podemos hacerlo con un tenedor o espátula de madera.

Este helado casero es difícil de desmoldar.

Lo ideal es un aparato para hacer bolas, es aconsejable mojarlo antes de meter

 en el helado para que las bolas salgan perfectas.

Si no tenemos el aparato, podemos sumergir la base del recipiente del helado

 en agua tibia unos segundos para que desmolde mejor.

Ingredientes para 4 pax:

Para el helado:

- 2 melones.

-100 gr. de azúcar.

- 3 cucharadas de zumo de limón.

- 2 claras de huevo.

Para la macedonia:

- 2 melocotones.

- 2 kiwis.

- 1 naranja.

- 1 manzana.

Preparación de la receta:

Para hacer le helado, en un cazo disolvemos el azúcar con 3 vasos de agua.

Lo hervimos hasta que forme un almíbar y lo dejamos enfriar.

Cortamos los melones por la mitad, quitamos las pepitas y extraemos la pulpa.

Hacemos puré con la pulpa de los melones. Reservamos la cáscara.

En un bol, mezclamos el almíbar, el zumo de limón y el puré del melón.

Echamos esta mezcla en un recipiente y congelamos durante dos horas.

Montamos las claras a punto de nieve, incorporamos a la mezcla anterior y

 ponemos de nuevo a congelar otras dos horas.

Pelamos y troceamos la naranja, la manzana, los melocotones y los kiwis.

Rellenamos los melones con la fruta troceadas y colocamos encima las bolas de

 helado.

Servir bien frío.


                                   "Helado de naranja con miel"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.

Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.

Por sus ingredientes naturales es bastante sano.

Solo naranja, huevo, miel.

Una forma de hacer helado usando un cítrico cargado de vitaminas y sabor.

El helado es un alimento muy completo para todo el mundo (a base de leche y

 frutas principalmente).

Nota: cualquier helado tarda tres horas en solidificarse. Mientras lo está

 haciendo, debemos removerlo cada hora para evitar que se formen grumos.

Podemos hacerlo con un tenedor o espátula de madera.

Este helado casero es difícil de desmoldar.

Lo ideal es un aparato para hacer bolas, es aconsejable mojarlo antes de meter

 en el helado para que las bolas salgan perfectas.

Si no tenemos el aparato, podemos sumergir la base del recipiente del helado

 en agua tibia unos segundos para que desmolde mejor.

 Ingredientes:

- 4 yemas de huevo.

-200 gr. de azúcar.

- 2 vasos de leche.

- 1 vasito de nata líquida.

- 2 naranjas.

- 2 cucharadas de miel.

Preparación de la receta:

Lavamos una naranja y la rallamos.

Ponemos la ralladura en  un cazo al baño María con el azúcar, la leche y la

 nata.

Dejamos que hierva y apartamos del fuego.

Tapamos el cazo y dejamos como una infusión diez minutos.

Exprimimos media naranja y reservamos.

Batimos las yemas y las añadimos a la mezcla anterior.

Removemos y ponemos de nuevo al baño María.

Cocemos a fuego medio removiendo con una cuchara hasta que la crema

espese.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Añadimos el zumo a la crema con la miel.

Tapamos y metemos en el frío dos horas.

Después de este tiempo llevamos al congelador.

Cortamos la piel de la naranja en tiras pequeñas y las cocemos en agua y

 azúcar unos minutos.

Después las usamos para adornar el helado.

El resultado un postre riquísimo.



Un plato muy fácil de hacer, rápido y con buen resultado.

Al ser un plato con huevo, se debe utilizar como un entrante, un picoteo, para

 poner un segundo más consistente. No es muy lógico usarlo como primero, ya

 que no vas a poner a cada comensal un plato llevo de huevos rellenos.

No necesita mucha elaboración, es agradable al paladar y puede quedar bien

 en cualquier comida o reunión si lo adornamos un poquito.

El atún en escabeche y la naranja de mi pueblo, Palma del Río, le dan un

 toque especial.

Ingredientes:

- 6 huevos.

- 1 lata de atún en escabeche.

- 1 cucharada de tomate frito.

- Mayonesa.

- 1 cucharada de coñac.

- 1 cucharada de zumo de naranja.

- Sal.

- Aceitunas.

- Pimientos rojos asados en tiras.

Preparación de la receta:

Cocemos los huevos, los dejamos enfriar y después pelamos procurando no

 romperlos.

Los abrimos por la mitad, a mi me gusta para que le quede la forma ovalada,

 no la redonda.

Tenemos que intentar no romper la parte blanca que es la que luego vamos a

rellenar.

Separamos las yemas. Reservamos una o dos para adornar.

Ponemos las yemas en un cuenco y las machacamos con un tenedor. Añadimos

el atún.

Rellenamos los huevos con esta mezcla y los colocamos en una fuente ovalada

 sobre una base de ensalada o escarola.

Preparamos una salsa mezclando la mahonesa, el tomate, el coñac y el zumo

de naranja.

Cubrimos los huevos rellenos con esta salsa.

Las yemas que habíamos dejado, las machacamos con los dedos y las

espolvoreamos por encima.

Adornamos también con aceitunas y pimientos rojos en tiras.

Y ya está, listo para servir y degustar.


                                     "Jamón de York a la Naranja"

              Un delicioso segundo plato que puede quedar muy bien en cualquier cena o

 celebración.

              Una forma distinta de prepararlo. De especial:

-Sustituimos la carne por jamón de york (puede ser en lonchas

 gruesas, o en una sola pieza)

- Usamos naranja de mi tierra, Palma del río, para darle un toque

 especial.

Ni que decir tiene que podemos usar la receta para cualquier otra carne, ya

 sea en filetes o en magros.

              Ingredientes:

              - 4 lonchas gruesas de jamón de york.    
      
              - ½ l. de vino blanco.

              - 4 naranjas.    
       
              - 1 zanahoria.

              - 1 cebolla.

              -1 clavo de especia.

              - Tomillo.

             -  Eneldo.    
    
             - 1 hoja de laurel.

            - 2 cucharadas de coñac.   
    
           - Guindas verdes para adornar.  
        
Preparación de la receta:

Extiende las lonchas de jamón de york en una fuente de horno.

Riégalas con el vino y añade las hierbas aromáticas.

En este adobo permanecerá el jamón de dos a tres horas.

Escurrimos y lo ponemos en otra fuente de horno con la cebolla y la zanahoria peladas

 y cortadas a

rodajas.

Echamos también el zumo de tres naranjas, el coñac, y ¼ litro del caldo del adobo.

Metemos la fuente en el horno más bien fuerte y dejamos unos 30 minutos.

Durante el horneado vamos regando con el jugo de la cocción.

Presentamos en una fuente, decoramos con rodajas de naranja y las guindas.

La salsa la colamos  trituramos y rociamos con ella el jamón.

Después ya solo emplatar y listo. Podemos servir con guarnición de verdura o patatas

 fritas, al gusto.



                                     
                              "Leche frita de Naranja"

Un postre con ingredientes básicos y económicos. De 

fácil elaboración y un resultado muy bueno.

Vamos a dar un toque diferente a la leche frita de toda 

la vida: la naranja de Palma del Río.

Además añadiremos también yemas de huevo. El 

resultado será el mismo, pero con un intenso sabor a 

naranja.

Probamos?

Ingredientes:

- 300 ml. de leche.

-100 gramos de  azúcar.

- 100 gramos de harina.

- 2 cucharadas de maicena.

 - Una rama de canela.

- Azúcar y canela para la decoración.

- Cáscara de una naranja.

- Cáscara de un limón.

- 100 ml de zumo de naranja.

- Huevo para rebozar.

- 3 yemas de huevo.

- Aceite de oliva.

Preparación de la receta:

En un recipiente ponemos la leche y añadimos la cáscara

 de naranja y el azúcar.

Cuando arranque a hervir, retiramos del fuego y 

dejamos que se mezclen los sabores mientras se va 

quedando templada la leche. Apartarla del fuego antes 

de hervir es porque en el momento que hierve la leche 

cambia de sabor.

 Retiramos la rama de canela y las cáscaras de limón y

 naranja.

Aparte batimos las yemas con la maicena y el zumo de 

naranja.

Vamos añadiendo la leche que habíamos hervido ya 

templada, sin dejar de remover para que quede una 

mezcla sin grumos y bien mezclada.

Acercamos de nuevo al fuego y removemos 

continuamente hasta que espese. Ojo, no debe hervir. 

Mantenemos a fuego lento removiendo continuamente 

hasta que espese. De esta forma conseguiremos que la 

harina se vaya cociendo poco a poco y no deje tanto 

sabor. Y lo más importante, la mezcla no se pegará al 

fondo de la olla.

Colocamos en una bandeja honda y cuadrada para que

 nos quede de unos 3 cm. de alta la masa.

La tapamos con un papel transparente. Cuando se 

enfríe, metemos en el frigorífico y dejamos que se cuaje

 dos o tres horas. Quedará parecido a una gelatina.

Una vez la mezcla bien cuajada la sacamos y cortamos 

en porciones. Lo hacemos con un cuchillo que habremos 

mojado con un poco en aceite.

Podemos usar moldes con alguna forma si no queremos 

que todas las porciones tengan la misma forma.

 Las pasamos por harina y huevo batido y freímos en 

aceite caliente hasta que estén doradas.

Escurrimos con papel de cocina para que pierdan el 

exceso de aceite. A continuación pasamos por la mezcla

de azúcar y canela (sin poner demasiada).


Si quieres que el sabor a naranja sea aún más intenso, 

prepara un almíbar de naranja y úsalo para acompañar 

la leche frita.

Pon a hervir 2oo ml de zumo de naranja con dos 

cucharadas de azúcar.

Y ya está el postre  listo para comer. Calientes están 

mucho más ricas.



                                  "Lomo a la naranja"

Vamos a hacer una cinta de lomo con una sencilla salsa.

La receta dice que se haga al horno, pero yo la voy a 

hacer en  una olla exprés o rápida. Es más rápido y nos

 ahorramos el gasto del horno y el calor que puede dar

 en ciertas épocas.

Receta con pocas complicaciones y con ingredientes de 

lo más normales de nuestra cocina.

Podemos acompañarlo con patatas fritas, arroz, 

verduras...

La carne resulta muy jugosa y la salsa para mojar pan. 

Deliciosa.

Ingredientes:

     - Una cinta de lomo de unos 800 gr.

              -  Aceite de oliva.

              - 2 cebollas.

              -2 dientes de ajos.

              -2 clavos.

              - ½ vaso de coñac o brandy.

              - 2 naranjas.

              - 2 hojas de laurel.

              -  Pimienta molida.

              - Tomillo.

              -Sal.

              - 1 pastilla de caldo de carne.

              - Una cucharada de postre de maicena.

           Preparación de la receta:

            Yo suelo pedir al carnicero que limpie el lomo de grasa

    y      lo ate con hilo de cocina. Si lo deseáis podéis hacerlo 

           en casa.

            Ponemos sal y pimienta.

            Pelamos y picamos los ajos y pelamos y troceamos en 

           aros la cebolla.

            En la olla ponemos el aceite y doramos el lomo por

           todos los lados.

Cuando el lomo este dorado, echamos a la olla la cebolla

 y los ajos.

Añadimos el coñac o brandy y dejamos cocer hasta que 

el alcohol se evapore.

Incorporamos la pastilla de caldo de carne 

desmenuzada, una pizca de tomillo, los clavos  y las 

hojas de laurel.

Rociamos la carne con el zumo de las naranjas. 

Guardamos un poquito para después diluir la maicena.

Cerramos la olla y ponemos al fuego, cuando suban las 

anillas ponemos al mínimo y dejamos hacer unos veinte 

minutos.

Cuando podamos abrir la olla, sacamos la carne y 

retiramos las hojas de laurel.

Dejamos que la carne se enfríe un poco.

Trituramos la salsa con la batidora.

En el zumo que habíamos guardado, disolvemos la 

maicena.

La echamos en la olla y ponemos al fuego. Vamos 

removiendo hasta que espese un poco.

Quitamos el cordel a la carne y la cortamos en filetes 

finos.

Echamos los filetes en la salsa con la maicena y dejamos

 que se mezclen los sabores un rato antes de servirla.

La servimos con alguna verdura, arroz o patatas fritas.

Para chuparse los dedos.



Un postre económico y fácil de hacer.

Suaves, esponjosas y ligeras. El resultado siempre es 

excelente.

El acabado es una magdalena gordita con su costra de 

azúcar por encima.

Con un suave sabor a naranja de mi pueblo: Palma del 

Río.

Ideal para cualquier merienda o desayuno ya sea de 

adultos o de niños.

Ingredientes para 16 magdalenas de tamaño pequeño:
- 220 gr. de harina de fuerza.

- 200 gr. de azúcar.

- 1 cucharadita de sal.

- 200 gr. de aceite de girasol.

- 4 huevos.

- Un sobre de levadura.

-1/2 naranja sin pelar.

Preparación de la receta:

Precalentamos el horno a 220 ºC con aire arriba y abajo.

Añadimos al vaso la naranja troceada, los huevos y el 

azúcar. 3 minutos, 37 ºC, velocidad 5.

Después 3 minutos, velocidad 5 sin temperatura.

Añadimos el aceite. 15 segundos, velocidad 5.

Añadimos la harina, la levadura y la sal. 8 segundos,

 velocidad 6.

Preparamos si tenemos una bandeja para muffins y 

ponemos dentro los moldes de papel.

Yo no tenía bandeja así que lo que hice fue poner los 

moldes dobles.

Llenamos con la mezcla que habíamos hecho las ¾ partes

 de los moldes. Echamos azúcar por arriba.

Horneamos a 200ºC unos 13 minutos.

Los moldes, si no tenemos bandeja para colocarlos, deben

 quedar separados unos de otros, para que las

magdalenas resulten bonitas y no se peguen unas a otras.

El resultado un postre riquísimo.


                                          "Mantecados de naranja"

El mantecado, un postre económico, fácil de hacer y muy antiguo en nuestra

 gastronomía.

Desde siempre lo hacían nuestras madres y abuelas para cualquier

 celebración, sobre todo en Semana Santa, Navidades y Reyes.

Son los típicos mantecados, a las que hoy les vamos a dar un toque especial

 con la deliciosa naranja de nuestra huerta y de nuestro pueblo, Palma del Río.

Ligeros y crujientes.

Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar

 que engorda un poquito más.

Resultan deliciosas con su azúcar por encima. Un capricho de vez en cuando o

 para las Navidades.
Ingredientes:
- ½ kg. de manteca de cerdo que este blanda.

- 2 huevos grandes.

-1/2 kg. de azúcar.

- Zumo de dos naranjas (200 ml. aprox.) y la ralladura de una.

- 1 kilo de harina (o la que admita la masa).

- Un huevo batido.

- Azúcar para cubrir.
Preparación de la receta:
En un bol amplio, ponemos el zumo de las dos naranjas, la ralladura de una,

 los huevos, el azúcar y la manteca.

Amasamos bien hasta conseguir una masa en forma de bola.

Ponemos harina en la mesa donde vayamos a trabajar. Estiramos la masa con

 un rodillo.

Vamos cortando la masa a trocitos con un molde de la forma deseada,

 redondo, de estrella, de corazón, cuadrado…

Pasamos los mantecados a una bandeja de horno forrada con papel vegetal o

 de horno.

Pintamos los mantecados con un pincel y el huevo batido.

Después cubrimos con el azúcar.

Metemos en el horno precalentado a 180 ºC. aproximadamente 25 minutos.

Vamos controlando hasta que se vean un poco dorados.

Pueden salir unos 80 mantecados.

Y ya está. Deliciosos.

El resultado un postre riquísimo.



El mantecado, un postre económico, fácil de hacer y muy antiguo en nuestra

gastronomía.

Desde siempre lo hacían nuestras madres y abuelas para cualquier

celebración, sobre todo en Semana Santa, Navidades y Reyes.

Ligeros y crujientes.

Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar

que engorda un poquito más.

Un capricho de vez en cuando o para las Navidades.

Ingredientes:

- 175 gr. de manteca de cerdo que esté blanda.

- Zumo de una naranja pequeña.

-30 gr. de vino blanco.

-75 gr. de azúcar.

- 250 gr. de harina de repostería.

-1 yema de huevo.

-Azúcar para rebozar.

Preparación de la receta:

Echamos la harina al vaso. Tostamos 30 minutos, 100 Cº, velocidad 4. Sin

cubilete.

Sacamos la harina y dejamos enfriar.

Sin lavar el vaso ponemos el azúcar. 30 segundos velocidad 10. Despegar de las

paredes.

Añadimos la yema de huevo, el vino, la manteca derretida, el zumo de naranja

y la harina fría. 20 segundos, velocidad 5. La masa quedara un poco pegajosa,

pero al enfriar, endurece.

Sacamos la masa, apretamos con las manos y le damos forma de un cilindro

alargado.

Envolvemos en papel film y metemos en el frio un buen rato. O hasta el día

siguiente.

Una vez frio, con un cuchillo afilado cortamos discos del tamaño deseado.

También podemos alisar con rodillo entre dos papeles de hornear y después

cortar con cortapastas engrasado.

Ponemos en una bandeja de horno forrada con papel.

Precalentamos el horno a 170 Cº.

Una vez caliente, metemos la bandeja unos 20/25 minutos.

Han de quedar en su punto. Si el horno esta muy fuerte se endurecen, pero

que no queden crudos.

Al sacar con mucho cuidado de no romperlos, los pasamos por azúcar.

Para conservarlos han de estar en un bol hermético.

Y ya está. Deliciosos.


                                   "Melón con gambas y salsa rosa"

Fácil de preparar.

Un rico plato con ingredientes sanos.

Ideal para los calores del verano.

Quedará bien en cualquier fiesta, cumpleaños…

Un capricho de vez en cuando.

El melón es un fruto con un alto contenido en agua, rico en minerales,

 vitaminas, con muy pocas calorías.

Queda exquisito al natural, en batidos, en helado….

En este caso podemos servirlo como un primero, o como un entrante.

Con el toque especial de las gambas, la mahonesa, el coñac y la naranja.

Naranja de mi pueblo, palma del Río.

Ingredientes para 4 pax:

- 1 melón de 2 k.

-300 gr. de gambas peladas

Para la salsa coctel:

- Salsa mahonesa.

- 2 cucharadas de kétchup.


- 1 cucharada de coñac.

- 1 cucharada de crema de leche.

- 1 cucharada de zumo de naranja.

Preparación de la receta:

Cortar el melón a trozos y escurrir en un colador.

Cocer las gambas durante dos minutos en agua con sal y colocarlas en un

 colador hasta que estén bien frías.

Preparar la salsa con una mahonesa espesa,, añadiendo el kétchup, el coñac, la

 crema de leche y el zumo de naranja.

Batimos el melón y lo colocamos en una fuente con las gambas.

Removemos para mezclar.

Echamos la salsa por encima.

Decoramos con alguna gamba y una rodaja de naranja o limón.


Un cítrico rico en vitamina C. Yo voy a utilizarlo para hacer mermelada.

Esta mermelada con queso fresco o yogur estará deliciosa. O en tostadas.

Serán la delicia de niños y mayores.

Ingredientes:

- 500 gr. de naranjas.

-450 gramos de azúcar blanca.

- 10 gr. de zumo de limón.

Preparación de la receta:

Pelamos las naranjas sin que quede nada de la parte blanca. Partimos en

 cuatro trozos y quitamos todas las tiras del centro.

Echamos en el vaso, las naranjas, el azúcar y el zumo de limón. 15

 segundos, velocidad 5/7/10. Con el cubilete.

A continuación, 30 minutos, varoma, velocidad 2. Ponemos el cestillo para

 que evapore mejor y no salpique.

Si al final de este tiempo queda demasiado líquida, ponemos 5 minutos,

varoma, velocidad 2.

Hay que tener en cuenta que al enfriarse espesa un poco.

Los botes de cristal son los mejores para conservar la mermelada.

 Podemos reutilizarlos, pero han de estar en buen estado tanto el bote

 como la tapa.

Podemos llenarlos de agua, cerrarlos y colocar bocabajo sobre un papel.

Si no moja el papel es que está bien el bote.

Mientras hacemos la mermelada, los botes de cristal y las tapas que

vayamos a utilizar para conservar la mermelada los metemos en una olla

 con agua hirviendo 10/15 minutos.

Secamos botes y tapas.

Con la mermelada templada, vamos llenando los botes poco a poco para

 que no coja aire.

Llenamos hasta el borde sin rebosar.

Los tarros llenos de mermelada y bien cerrados, los ponemos en una

 cacerola y los cubrimos de agua.

Dejamos que el agua hierva 20 minutos.

Pasado este tiempo, sacamos del agua y los ponemos bocabajo sobre un

 paño limpio.

Dejamos así 12 horas sin tocarlos.

Pasado este tiempo, si el proceso ha sido el correcto, nuestros botes deben

haber quedado al vacío. Esto hará

que la mermelada se conserve en buen estado muchos meses.

Para saber si el vacío no se ha hecho correctamente, miramos la tapa. Si

 esta levantada por el centro o hace ruido al apretarla, es que no hay

 vacío. Estos tarros los pondremos en el frio y los consumiremos en 8/10

 días.

Los que, si estén bien al vacío, los etiquetamos con su fecha y tipo de

mermelada y los guardamos en un lugar seco donde no les dé la luz. Así

pueden durar meses.



Un cítrico rico en vitamina C y menos consumido que la naranja por su

característico sabor amargo.

Yo voy a utilizarlo para hacer mermelada. La naranja y la pera mataran ese

toque amargo.

Esta mermelada con queso fresco o yogur estará deliciosa. O en tostadas.

Serán la delicia de niños y mayores.

Ingredientes:


- 500 gr. entre pomelos, naranja y pera (la mayor cantidad en gramos que sea

 de pomelo).

-500 gramos de azúcar blanca (yo puse 500 pero quedó bastante dulce. Se

 puede probar con menos).

- 1 cucharada de miel.

- El zumo de un limón.

Preparación de la receta:

En el vaso ponemos las peras peladas y sin pipas, la naranja pelada sin nada

blanco ni briznas y los pomelos igual.

10 segundos, velocidad 5/10. Con el cubilete.

Añadimos el azúcar, la miel y el zumo de limón. 30 minutos, temperatura 100

 Cº, velocidad 2.


Si al final de este tiempo queda demasiado líquida, ponemos 5 minutos,

 varoma, velocidad 2.

Hay que tener en cuenta que al enfriarse espesa un poco.

Los botes de cristal son los mejores para conservar la mermelada. Podemos

 reutilizarlos, pero han de estar en buen estado tanto el bote como la tapa.

Podemos llenarlos de agua, cerrarlos y colocar bocabajo sobre un papel.

Si no moja el papel es que está bien el bote.

Mientras hacemos la mermelada, los botes de cristal y las tapas que vayamos a

utilizar para conservar la mermelada los metemos en una olla con agua

hirviendo 10/15 minutos.

Secamos botes y tapas.

Con la mermelada templada, vamos llenando los botes poco a poco para que

no coja aire.

Llenamos hasta el borde sin rebosar.

Los tarros llenos de mermelada y bien cerrados, los ponemos en una cacerola

 y los cubrimos de agua.

Dejamos que el agua hierva 20 minutos.

Pasado este tiempo, sacamos del agua y los ponemos bocabajo sobre un paño

limpio.

Dejamos así 12 horas sin tocarlos.

Pasado este tiempo, si el proceso ha sido el correcto, nuestros botes deben

 haber quedado al vacío. Esto hará que la mermelada se conserve en buen

 estado muchos meses.

Para saber si el vacío no se ha hecho correctamente, miramos la tapa. Si esta

 levantada por el centro o hace ruido al apretarla, es que no hay vacío. Estos

 tarros los pondremos en el frio y los consumiremos en 8/10 días.

Los que, si estén bien al vacío, los etiquetamos con su fecha y tipo de

 mermelada y los guardamos en un lugar seco donde no les dé la luz. Así

 pueden durar meses.

Espero os haya resultado útil. Cualquier duda preguntad.

Tiempo de elaboración: bajo.

Dificultad: baja.


                                         "Mousse de naranja"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes

Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.

Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar

 que engorda un poquito más.

Debemos escoger naranjas de un tamaño mediano y de igual tamaño.

Ingredientes:

- 4 naranjas.

-3 yemas.

- 3 claras.

- 100 gr. de azúcar glas.

- 1 sobre de gelatina neutra.

- 200 ml. de nata.

- Ralladura y corteza de naranja.

- El zumo de 3 naranjas.

Preparación de la receta:

Cortamos la base de la naranja para que se quede firme y poder trabajar la

 parte de arriba.

Extraemos la pulpa con cuidado de no romper la piel. La pasamos por un

 chino para que no queden restos de piel. Reservamos.

Batimos con fuerza las yemas con el azúcar y la ralladura de la naranja hasta

 que espese y este espumosa.

Disolvemos la gelatina con el zumo de las naranjas y la mezclamos sin dejar de

 mover con las yemas que habíamos batido antes. Ha de quedar una mezcla

 homogénea.

Montamos las claras muy firmes.

Hacemos lo mismo con la nata y lo añadimos a la mezcla de las yemas.

Incorporamos las claras.

Hecho todo esto rellenamos cada naranja y dejamos enfriar en la nevera.

Al servir adornamos con virutas de corteza de naranja.

El resultado un postre riquísimo.


                                            "Mousse de sandía"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.

Mousse  natural de frutas, en este caso sandía y la naranja.

Naranja tan rica de mi pueblo, Palma del Río.

Típico del verano para combatir el calor.

Por su alto contenido en agua, ayuda a calmar la sed en verano y a evitar que

 niños y ancianos se deshidraten.

Con muy pocas calorías.

Ingredientes para 4 pax:

- 1 sandia pequeña.

-1/2 k. de nata.

- 1 naranja.

- 3 cucharadas de leche condensada.

Preparación de la receta:

Pelamos la sandía y quitamos todas las pipas.

Trituramos la pulpa de la sandía, añadimos la leche condensada y el zumo de

 la naranja.

Mezclamos todo bien e incorporamos poco a poco la nata.

Una vez mezclado servimos en copas y dejamos reposar en el frio al menos una

 hora.

El resultado un postre riquísimo.


                                              "Naranjas a la catalana"

Un postre económico y fácil de hacer.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar que engorda un poquito más.
Aunque tiene su origen en Cataluña, nosotros podemos adoptarlo en Andalucía, y en mi pueblo, Palma del Río tan rico en naranjas.
Resulta delicioso con una buena naranja palmeña, el azúcar y el vino dulce. Un capricho de vez en cuando.
Ingredientes:
- 4 naranjas.
-Azúcar en polvo al gusto.
- Vino dulce.
Preparación de la receta:
Esta receta necesita muy poca elaboración.
Pelamos tres naranjas y las cortamos en rodajas finas.
La otra naranja se exprime y el zumo se mezcla con el vino.
Colocamos las naranjas montando una rodaja encima de otra, en un plato redondo y añadimos el zumo mezclado con el vino. Rociamos con el azúcar al gusto y dejamos  macerar todo junto en el frigorífico un par de horas antes de comerlas.
El resultado un postre riquísimo.

Un postre económico y fácil de hacer.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano.
No podía faltar en mi pueblo, Palma del Río tan rico en naranjas.
Resulta delicioso con una buena naranja palmeña y la miel de nuestras cercanas sierras.
En época de otoño con la naranja en su punto y fresca, la miel y un puñado de nueces, son todo un aporte de salud y vitaminas.
Ingredientes:
- Naranjas frescas.
-Miel fresca.
- Un puñado de nueces.
Preparación de la receta:
Esta receta necesita muy poca elaboración.
Pelamos las naranjas quitándole toda la piel blanca del interior sin romperlas.
Las cortamos en rodajas no demasiado finas.
Ponemos las naranjas en rodajas en una fuente.
Abrimos las nueces y troceamos unas y otras dejamos enteras.
Las colocamos sobre las naranjas.
Rociamos las naranjas con miel y comemos al momento.
El resultado un postre riquísimo.

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.
Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.
Postre nutritivo a base de cítricos. El resultado es espectacular.
Podemos rellenar limones en lugar de naranjas.
En este caso hemos aumentar el azúcar al doble ya que los limones son más ácidos que las naranjas.
Ingredientes:
- 6 naranjas de un tamaño similar.
-200 gr. de nata.
- 3 cucharadas de azúcar.
- 2 yemas de huevo.
- 1 cucharada de zumo de limón.
- 2 cucharadas de corteza rallada de naranja.
- 2 hojas de gelatina.
- Agua.
Preparación de la receta:
Cogemos cuatro naranjas, le cortamos la parte superior y vaciamos su interior cuidando no romper la piel.
Exprimimos las otras dos naranjas.
Batimos las yemas con el azúcar.
Añadimos el zumo de limón y de las naranjas colado.
También la corteza rallada y la gelatina disuelta en un poco de agua caliente. La mitad de la nata.
Con esta mezcla rellenamos las naranjas y las adornamos con el resto de la nata por encima.
Cortamos la parte de arriba que quitamos a la naranja dándole forma de picos y colocamos cada una encima como una tapa.
Ponemos en una fuente y llevamos al frío al menos una hora antes de servirla.
El resultado un postre riquísimo.

Un plato con un resultado exquisito.

Pueden ser un buen desayuno o una exquisita merienda.

Podemos acompañarlas de un zumo de naranja, una taza de chocolate, un

 café…. Frías también están exquisitas.

Es un plato bastante sano, en resumen, es una masa de harina que se estira

con el rodillo hasta dejarla fina.

Con la levadura conseguimos que se puje.

Ingredientes:

- 50 gr. de agua.

-170 gr. de manteca de cerdo o mantequilla.

- ½ cucharadita de sal.

-3 huevos.

- 600 gr. de harina normal.

-Ralladura de 1 limón y una naranja.

-75 gr. de anís.

- ½ cucharadita de levadura en polvo.

-Unas gotas de esencia de anís y limón (opcional).

- Aceite de girasol para freír.

-Azúcar para espolvorear.

Preparación de la receta:

Ponemos en el vaso el agua y la sal. 2 minutos, 37 Cº, velocidad 2.

Añadimos los huevos, 300 gr. de harina, ralladuras de naranja y limón y

esencias. 8 minutos, velocidad 6.

Ponemos el resto de la harina, la levadura. 3 minutos, velocidad espiga.

Estiramos la masa fina y cortamos porciones dándoles forma irregular.

Freímos en abundante aceite caliente metiéndoles un pico para dentro.

Damos la vuelta para que se doren por ambos lados

Espolvoreamos con azúcar.

Guardamos en cajas herméticas.

Un postre con ingredientes básicos y económicos. De 
fácil elaboración y un resultado muy bueno.
También es un poco original.
Han de quedar pequeñitos. Un bocado de chocolate 
exquisito con un suave toque de naranja.
La naranja ayuda a que el chocolate no sea demasiado 
empalagoso.
Hay que probarlo teniendo la ayuda de la rica naranja 
Palmeña.
Ingredientes:
- 150 gr. de chocolate negro para fundir.
-80 gramos de  azúcar.
- 50 gr. de mantequilla.
- 2 huevos.
- Ralladura de una naranja.
- 1 cucharada sopera de harina.
- Moldes con alguna forma bonita, o en su defecto de las 
magdalenas.
- Con estas medidas conseguiremos ocho pastelitos. 
Para cocinar más deberemos incrementar las 
cantidades. 
Preparación de la receta:
Ponemos el horno a calentar a 180º.
En un bol ponemos el chocolate y la mantequilla y 
fundimos en el microondas o en la vitro.
Removemos bien y reservamos.
En otro bol, echamos los huevos con el azúcar y batimos
hasta que doblen su volumen.
Añadimos la harina poco a poco y la ralladura de la 
naranja.
Incorporamos a este bol la mezcla que habíamos hecho 
con el chocolate y la mantequilla.
Mezclamos bien sin batir.
Con esta mezcla, llenamos los moldes 1/3 de su 
capacidad.
Metemos en horno unos diez minutos en una rejilla a 
media altura.
Una vez hechos y templados, los desmoldamos y los 


servimos espolvoreados con azúcar glas.

Un plato muy fácil de hacer, rápido y con buen 

resultado.

Sano y de sabor exquisito. Mucho mejor que los 

comprados.

De textura fina y sabor suave. Delicioso contraste con el

sabor ácido de la naranja de mi pueblo, Palma del Río.

Ideal para cuando tengamos invitados.  Muy bonita 

presencia. Un entrante muy rico con unas tostaditas.

Ingredientes:

- 6 hojas de gelatina neutra.

- 250 gr. de mantequilla sin sal.

- 200 gr. de zumo natural de naranja.

- 2 dientes de ajo.

-2 cebollas.

-1 hoja de laurel.

-1 pizca de tomillo.

-Sal.

-200 gr. de vino blanco.

-20 gr. de vino moscatel.

- Una pizca de pimienta.

-500 gr. de higaditos de pollo.

-1 naranja para decorar.

Preparación de la receta:

Preparamos un molde con capacidad para 1 litro. 

Forramos con papel de aluminio.

Hacemos la gelatina de naranja:

Ponemos en remojo con agua fría las hojas de gelatina.

Echamos al vaso el zumo de naranja. 3 minutos, 100 Cº, 

velocidad 1.

Añadimos la gelatina escurrida. 1 minuto, velocidad 3.

Dejamos templar y echamos sobre el molde. Metemos en

 la nevera para que se ponga sólido.

Hacemos el pate:

Sin lavar el vaso ponemos los dientes de ajo y las 

cebollas. 10 segundos, velocidad 6.

Bajamos los restos.

Añadimos 50 gr. de mantequilla, el tomillo, y la hoja de

laurel. 5 minutos, 100 Cº, velocidad 1.

Incorporamos los higaditos limpios, sal, pimienta y vino

blanco. 8 minutos, 100 Cº, velocidad 1.

Colamos con el cestillo y tiramos el líquido apretando

 bien la mezcla. Retiramos el laurel.

Añadimos el resto de la mantequilla, sal, pimienta y 

vino dulce. 1 minuto, velocidad progresiva 5/10.

Bajamos los restos y 10 segundos, velocidad 3.

Cuando este templado, echamos en el molde sobre la 

gelatina que ha de estar dura. Si no es así, la metemos 

cinco minutos en el congelador.

Alisamos bien para que no queden grumos.

Metemos en el frigo hasta que cuaje. Al menos doce 

horas.

Al desmoldar, le daremos la vuelta y dejaremos la 

gelatina arriba. Decoramos con rodajas finas de 

naranja.


                                            "Pestiños"

Dulce navideño o de Semana Santa. Muy antiguo en 
nuestra gastronomía.
Típico de muchas zonas de España, pero sobre todo de 
Andalucía.
Por mi pueblo, era obligado cocinarlos en Navidad y 
Semana Santa durante generaciones.
Mi madre los preparaba en Navidad y al menos otra vez 
más al año, en grandes cantidades, teníamos para ir y 
venir durante semanas.
Hoy en día con las dietas y el colesterol, hemos de tener 
mas cuidado.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único
problema es el azúcar o la miel del rebozado que 
engordan un poquito más.
A base de harina, frito en aceite de oliva y pasado por
miel o azúcar.
Resultan deliciosos tanto con azúcar por encima, como
con miel. Un capricho de vez en cuando.
Ingredientes para unos 50 pestiños:
- 750 gr. de harina de repostería.
- 1 sobre de levadura en polvo.
-2 cucharaditas de canela en polvo.
- 1 huevo grande o dos pequeños.
- Una pizca de sal.
- Una taza de café de vino blanco.
- Una taza de las de café de aceite de oliva.
- ¾ de taza de café de anís.
- 10 gr.de ajonjolí.
- 10 gr. de matalahúva.
- 250 mg. de miel para rebozar los pestiños (o azúcar, 
según queramos terminarlos).
- La cáscara de una naranja.
- Ralladura de dos limones.
- 200 gr. de azúcar.
- Aceite para freír los pestiños.
Preparación de la receta:
En una sartén ponemos aceite a calentar y echamos la 
cáscara de la naranja y la matalahúva.
Ponemos a calentar a fuego lento para que el aceite coja
bien todos los sabores, entre diez o quince minutos sin 
que se queme la matalahúva.
Retiramos del fuego, colamos y reservamos el aceite. 
Dejamos enfriar.
En una sartén pequeña a fuego lento ponemos a tostar el
ajonjolí.
Una vez tostado, machacamos en el mortero.
Hacemos la masa:
Ponemos la harina en un recipiente y la mezclamos con 
la canela, el ajonjolí, la sal, la ralladura de limón, la 
levadura y el azúcar.
Mezclamos todo bien y le damos forma de volcán, 
abriendo un agujero en el centro.
Ahora agregamos los ingredientes líquidos, el vino 
blanco, el anís, el aceite que reservamos antes y los 
huevos batidos.
Amasamos hasta conseguir una masa blandita que no se
pegue a las manos.
Tapamos con un paño limpio y dejamos reposar al menos
una hora.
Hacemos los pestiños:
Cogemos pequeñas porciones de la masa, la alisamos un 
poco (antes esto se hacía con una caña) y las enrollamos
para darle la forma al pestiño.
Freímos los pestiños:
Calentamos el resto del aceite que reservamos antes y 
freímos los pestiños.
Si los vamos a rebozar en la miel, diluimos la miel con 
un vaso de agua calentándola un poco.
Pasamos los pestiños fritos por esta mezcla de agua y 
miel y los colocamos en una fuente escurriéndolos un 
poco previamente.
La otra opción que es la que a mí más me gusta es 
pasarlos por azúcar y canela.
El resultado un postre riquísimo.


                    "Plátanos y Naranjas con Yogur y Miel"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.

Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.

Por sus ingredientes naturales es bastante sano.

Una forma sana de comer fruta y hacerla más variada y agradable.

Ingredientes:

- 3 plátanos.

-3 naranjas.

- Zumo de medio limón.

- 2 yogures naturales.

- 3 cucharadas de miel.

Preparación de la receta:

Pelamos los plátanos y naranjas.

Cortamos en rodajas.

Ponemos en una fuente para servir.

Rociamos con el zumo de limón.

Después los yogures y por último la miel.

El resultado un postre riquísimo.

Un segundo plato muy fácil de hacer, con poca elaboración.
En una época normal que el pollo no esté demasiado caro, hasta resulta económico.
Podemos prepararlo también con pechugas de pavo.
Como decía es fácil de hacer si nuestro carnicero nos facilita la labor y nos da ya el pollo  limpio de grasas y solo para lavar y cocinar.
Utilizaremos magros de pechuga sin huesos.
El secreto es que quede jugoso y no se reseque.
Con todo el sabor del Mediterráneo, su aceite de oliva, sus aceitunas negras, y todo el sabor de mi pueblo, Palma del río, con su rica naranja.
La naranja le da un sabor especial, dulce, meloso y atrevido.
Se consume en todas las épocas, pero es ideal para el verano, fresco, para la
 piscina, la playa o el campo.
Ingredientes:
- 2 pechugas grandes de pollo sin piel ni hueso.
- 1 cucharada de perejil picado.
- 1 diente de ajo.
- 2 cebollas.
- Sal
- Aceite de oliva.
- Pimienta molida.
- 250 ml. de caldo de ave
- 125 ml. de zumo natural de naranja.
- 120 gr. de aceitunas negras sin hueso.
Preparación de la receta:
Paso 1:
Machacamos el ajo y mezclamos con el perejil, la sal, la pimienta y el aceite.
Habremos pedido al carnicero que nos corte cada pechuga por la mitad.
Las frotamos con la mezcla que hemos machacado y reservamos.
Paso 2:
Pelamos y cortamos la cebolla en juliana.
Calentamos un poco de aceite a fuego bajo y doramos la cebolla.
Incorporamos el caldo, el zumo y las aceitunas.
Dejamos a fuego mínimo y cocemos unos tres minutos.
Paso 3:
En el resto de aceite, doramos el pollo 2 minutos aproximadamente por cada lado.
Cuando este dorado lo echamos en la salsa de naranja y aceitunas y dejamos cocer unos 15 minutos a fuego medio.


                                     "Pomelos rellenos"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.
El pomelo es un cítrico muy habitual por mi pueblo. Cargado de vitamina c.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar que engorda un poquito más.
Muy sabroso y original, con un toque diferente y muy poquitas calorías.
Además de como un postre, podemos prepararlo también si lo deseamos como una ensalada fresca y distinta.
Podríamos servirlo como un primer plato que resultaría vistoso.
Ingredientes:
- 2 pomelos.
-4 cucharadas soperas de azúcar.
- 1 manzana.
- 1 naranja.
- 4 guindas.
Preparación de la receta:
 Abrimos los pomelos por la mitad. Vaciamos su pulpa con cuidado de no romper la piel.
La pulpa la troceamos pequeña. Troceamos la manzana y la naranja previamente peladas.
Ponemos todo en un bol y rociamos con el azúcar.
Dejamos un buen rato la mezcla en maceración.
Rellenamos las medias cortezas de los pomelos y adornamos cada uno con una guinda.
Metemos un rato al frio antes de comer.
El resultado un postre o una ensalada riquísimos.


                                              "Pudin de naranja"

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.
Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar que engorda un poquito más.
Un toque diferente para el postre de una comida especial.
Ingredientes:
- 2 huevos.
- 10 cucharadas de azúcar.
- ½ l. de leche.
- 1 naranja.
- Pan del día anterior.
- 100 gr. de mermelada de naranja.
- ½ copa de brandy.
- 1 limón.
Preparación de la receta:

Quitamos la corteza al pan y troceamos la miga hasta que tengamos dos tazas.
Colocamos la miga en un cuenco con el azúcar.
Ponemos la leche en un cazo y la calentamos. Cuando este caliente sin llegar a cocer, echamos por encima el pan repartiendo uniformemente.
Dejar en remojo un buen rato para que el pan quede bien empapado.
Mientras lavamos y secamos el limón y la naranja.
Rallamos la mitad de la cáscara de cada uno.
Aplastamos el pan con un tenedor hasta obtener un puré espeso.
Batimos los huevos y lo agregamos al pan junto con el Brandy y las ralladuras.
Añadimos la mermelada de naranja y mezclamos todo muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
Ponemos tres cucharadas de azúcar con una de agua en una flanera metálica y acercamos al fuego.
Cuando consigamos un caramelo oscuro, movemos la flanera para que el caramelo impregne las paredes y el fondo.
Apartamos del fuego y dejamos enfriar para que el caramelo se endurezca.
Si queremos saltarnos este paso un poco engorroso, podemos usar caramelo líquido del que compramos ya elaborado.
Vertemos el preparado del pudin en la flanera sin llenarla más de las tres cuartas partes.
Cubrimos con papel de aluminio y cocemos al baño María en el horno a media potencia durante unos cuarenta y cinco minutos.
Comprobamos el punto de cuajado con una aguja.
Dejamos enfriar, desmoldamos y adornamos con rodajas de naranjas, nata o cualquier otra fruta a nuestro gusto.
El resultado un postre riquísimo.

                               "Refresco de Sandía"
Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos 
ingredientes.
Refresco natural de frutas, en este caso sandía.
Típico del verano para combatir el calor.
Por su alto contenido en agua, ayuda a calmar la sed en
verano y a evitar que niños y ancianos se deshidraten.
Si lo van a tomar niños, debemos suprimir el cava para 
que no tenga alcohol.
En este caso, añadiremos un litro de agua en lugar de un
vaso.
Ingredientes para 4 pax:
- 1 naranja para decorar.
-1 limón para decorar.
- 1 tajada grande de sandía.
- 150 gr. de azúcar.
- 5 limones.
- 1 vaso de agua.
- Hielo picado.
- 2 botellines de cava (1/2 l.)
Preparación de la receta:
Pelamos la sandía y quitamos todas las pipas.
Cortamos la carne de la sandía en cubitos y trituramos 
en la batidora con el cava hasta dejarlo bien licuado.
Exprimimos el zumo de los limones y lo mezclamos con 
el azúcar.
Batimos de nuevo añadiendo el vaso de agua.
Colocamos los ingredientes en una jarra alta y 
mezclamos con cucharilla o varilla.
Llenamos la jarra con hielo picado.
Para servir decoramos con unas rodajas de limón y 
naranja.
Podemos servir enseguida o meter en el congelador unos
treinta minutos, remover de vez en cuando y servir 
bien frío.
El resultado un postre riquísimo.


Un primer plato típico de la cocina andaluza, que combina el bacalao con uno de los  productos estrella  de la huerta andaluza, la naranja.
Cocina sencilla con productos de nuestro campo. Aunque existe mucha variedad en su elaboración, todas las recetas coinciden en los elementos principales, la naranja y el aceite de oliva, muy típicos de Andalucía y de mi pueblo, Palma del Río.
Muy sano y nutritivo. Aporta las vitaminas de la naranja y los nutrientes del bacalao.
A este plato se le conoce también como naranja en aceite o ensalada de naranja.
En sus orígenes solo era eso, naranja troceada con aceite a la que en algunos pueblos le añadían sal y en otros, azúcar, algo así como un postre.
En versiones ya más complejas, se ha convertido en un primer plato, una ensalada fría muy rica y con muchos nutrientes.
Una ensalada más original, distinta a la habitual de tomate y lechuga.
Uno de los ingredientes principales que se añaden es el bacalao, pero también cebolla, ajo, huevos, aceitunas, pimentón…
El bacalao se añade en algunos pueblos desalado, en otros sin desalar, en otros asado, o crudo…
Si queremos usar la imaginación, podemos sustituir la naranja por cualquier otra fruta.
Ingredientes:
- ½ kg de bacalao.
-5 naranjas.
 ½ cebolla o varias cebolletas.
- Sal.
- 5 cucharadas de aceite de oliva.
- 100 gr. de aceitunas negras sin hueso.
- 4 huevos duros.
- 1 cucharadita de pimentón.
- 1 diente de ajo.
- 1 cucharada de vinagre.
Preparación de la receta:
El bacalao lo ponemos en remojo para desalarlo la noche anterior, cambiándole el agua de vez en cuando. Para esta ensalada no conviene desalarlo del todo, de hecho en algunas zonas lo dejan con toda su sal.
Escurrimos el bacalao. Ponemos en una parrilla o sartén un poco de aceite y asamos el bacalao por ambos lados, hasta que este tostado. Le vamos dando la vuelta.
Dejamos que se enfrié y desmigamos procurando que no quede ninguna espina. Reservamos.
Cocemos los huevos, dejamos enfriar, pelamos y reservamos con el bacalao.
Pelamos las naranjas quitándoles toda la parte blanca para que no amarguen. Las cortamos en rodajas finas.
Picamos la cebolla o las cebolletas, según nuestro gusto, muy fina.
Ahora preparamos el aliño para la ensalada:
En un cuenco ponemos el pimentón y el ajo pelado y machacado. Removemos con una cuchara de madera y vamos añadiendo poco a poco el aceite de oliva sin dejar de remover para que ligue bien.
Añadimos el vinagre y mezclamos. Cuanta más calidad tengan el aceite y el vinagre, mejor resultado obtendremos.
Montamos la ensalada:
Colocamos en la ensaladera primero las rodajas de naranja, después echamos el bacalao por encima, los huevos cocidos muy picaditos y las cebollas también muy picadas.
Colocamos las aceitunas por encima y rociamos con la vinagreta que habíamos preparado.
Para ello utilizamos una cuchara, para que la mezcla llegue a toda la ensalada.
Servimos fresca.

                                                "Roscón de Reyes"
Un postre económico, fácil de hacer y muy antiguo en nuestra gastronomía. Los ingredientes son de lo más básicos y casi todo el mundo los tiene en su casa. Resulta muy esponjoso y con un delicioso sabor a nata y chocolate.
 Ingredientes:
Para la masa madre:
- 130 gr. de agua.
- 200 gr. de harina de fuerza.
- 25 gr. de levadura de panadero.
Para la masa del Roscón:
-La piel de ½ naranja.
-La piel de ½ limón.
-175 gr. de azúcar.
-3 huevos.
-10 gr. de sal.
-25 gr. de agua de azahar (si es esencia solo una 
gota).
-150 gr. de mantequilla.
-450 gr. de harina de fuerza.
-La masa madre.
Para decorar:
-Huevo batido para pintar.
-Almendras en láminas.
-Azúcar humedecida con agua o aroma de azahar.
Preparación de la receta:
Hacemos la masa madre:
Ponemos en el vaso el agua y la levadura. 1 
minuto, 37ºC, velocidad 2.
Añadimos la harina. 1 minuto, vaso cerrado, 
velocidad espiga.
Dejamos reposar varias horas o toda la noche en 
la nevera.
Hacemos la masa del Roscón:
Ponemos en el vaso la piel de la naranja, del 
limón y el azúcar30 segundos, velocidad 6
Comprobamos que la piel de la naranja y el 
limón han quedado bien trituradas.
Añadimos los huevos, la sal, el agua de azahar, la
mantequilla, la harina y la masa madre. 15
segundos, velocidad 6. Después 3 minutos, 
velocidad espiga.
Dejamos reposar la masa tapada a 
temperatura ambiente unas tres horas.
Después metemos en la nevera toda la noche para
que leve en frío.
Por la mañana la sacamos un par de horas antes 
de utilizarla para que a temperatura ambiente la
masa coja temperatura.
Pasado ese tiempo, ponemos la masa en la
encimera enharinada o con aceite de girasol que
no deja sabor.
Hacemos dos bolas. Podemos congelar una para 
otro día.
También podemos congelarlo ya horneado. Pero
recién horneado para que se mantenga jugoso.
En la bandeja de horno ponemos papel vegetal. 
Con las manos aceitadas cogemos la bola, 
hacemos un agujero en el centro y vamos 
estirando hasta que coja la forma de roscón.
Colocamos en el centro un aro de emplatar para
que no se cierre el agujero.
Si no tenemos, podemos hacer una bola con 
papel aluminio.
Si la masa tiende a encogerse es que no esta bien
relajada. Dejamos reposar diez minutos.
Colocamos en la bandeja y metemos en el horno 
precalentado a 50 Cº y apagado.
Cada hora encendemos el horno a 50 Cº un 
momento para mantener el calor.
Cuando veamos que la masa ha doblado su 
volumen, o que crece a lo ancho y no a lo alto, es
que ya ha levado suficiente y podemos hornear.
Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba 
abajo. Ponemos un cacharro con agua en la 
parte baja.
Sacamos el Roscón y pintamos con huevo a 
temperatura ambiente con mucho cuidado de que 
no se baje.
Decoramos con almendra laminada, frutas 
escarchadas y azúcar humedecida con agua de 
azahar.
Horneamos a 180 Cº, calor arriba y abajo 25/30
minutos o hasta que este doradito.
Podemos comprobar pinchando un palillo y ver si
sale limpio.
Si no te gusta dorado, cubre con papel aluminio.
Dejar reposar sobre rejilla al menos dos horas. 
Cuando este frío, podemos comer tal cual o 
rellenar al gusto. 
Con nata, por ejemplo.
O con chocolate que es mi preferido. O con 
crema pastelera, trufa…
El resultado un postre riquísimo.


































































































  

Un postre económico, fácil de hacer y muy antiguo en nuestra gastronomía.
Desde siempre lo hacían nuestras madres y abuelas para cualquier celebración.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar que engorda un poquito más.
Estas rosquillas que vamos a hacer hoy tienen la originalidad del flan de vainilla.
Resultan deliciosas. Muy jugosas y con un intenso sabor a vainilla.
Húmedas por fuera y esponjosas por dentro. Un capricho de vez en cuando.
Se debe usar flan en polvo sin azúcar en la mezcla. Salen muy bien con Flanin  o El Niño. Si se usa flan Royal hay que disminuir la cantidad de azúcar porque el flan ya lleva en la mezcla.
Ingredientes:
- 2 huevos.
-100 gr. de azúcar.
- 200 ml. de aceite de girasol.
- 200 ml de leche.
- Un poco de ralladura de limón, de naranja, o una copita de anís.
- Un sobre de flan de vainilla en polvo.
- Un sobre de levadura en polvo.
- Harina la que admita (alrededor de un kilo).
- Canela para espolvorear.
- Para el baño de las rosquillas: un tazón de almíbar ligero (hervimos 250 ml de agua con 200 gr. de azúcar).

Preparación de la receta:

Mezclamos bien todos los ingredientes en la batidora (menos la harina). Los

 polvos del flan los echamos tal como vienen en el sobre.

Echamos la mezcla en un bol y vamos añadiendo la harina poco a poco y

 mezclando hasta que formemos una masa que se despegue bien de las manos.

La vamos añadiendo con una cuchara hasta que la masa quede lisa y sin

 grumos. La cantidad que admita, no es fija. Debemos poder trabajar la masa

 con las manos.

 Formamos una bola grande, la tapamos con un paño y dejamos repasar 15

 minutos.

Nos untamos las manos con aceite y vamos formando las bolas con la masa.

 Con los dedos hay que hacerle a cada bola un agujero en el centro.

Freímos las rosquillas en abundante aceite no muy caliente para que se hagan

 bien por dentro.

Si disminuye el nivel de aceite, añadimos más, ya que las rosquillas deben

 flotar en el aceite. Si tocan abajo en la sartén, se quemarán al momento.

Al freír no ponerlas muy juntas, ya que la levadura hará que aumenten mucho

 su tamaño al echarlas a la sartén.

Cuando tengan un bonito color dorado, las sacamos de la sartén, las

 escurrimos sobre papel absorbente.

Aun templadas, las vamos cogiendo con un palillo o tenedor y las pasamos

 ligeramente por el almíbar. A continuación por el azúcar y la canela.

Y listas para servir.

Se conservan mucho tiempo en un recipiente con tapa y hermético.


Un postre económico, fácil de hacer y muy antiguo en nuestra gastronomía.
Desde siempre lo hacían nuestras madres y abuelas para cualquier celebración, sobre todo en Semana Santa, Navidades y Reyes.
Son las típicas rosquillas fritas, a las que hoy les vamos a dar un toque especial con la deliciosa naranja de nuestra huerta y de nuestro pueblo, Palma del Río.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar que engorda un poquito más.
Resultan deliciosas con su azúcar y canela por encima. Un capricho de vez en cuando.
Ingredientes para unas 20-22 rosquillas:
- 2 huevos.
-6 cucharadas de azúcar.
- Una tacita  de las de café de aceite de girasol.
- Zumo de dos naranjas y la ralladura de una.
- Una cucharadita de levadura en polvo.
- ½ kilo de harina.
Preparación de la receta:
En un bol amplio, ponemos el zumo de las dos naranjas, la ralladura y los huevos.
Mezclamos muy bien.
Añadimos la levadura y volvemos a mezclar.
Incorporamos el azúcar, el aceite y la harina.
Mezclamos todo hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.
La tapamos con un paño o papel de cocina y dejamos reposar al menos 30 minutos.
Preparamos una sartén profunda con aceite.
Ponemos harina en una superficie lisa y amasamos un poco la masa con las manos.
Después empezamos a hacer las rosquillas y colocarlas en una fuente con un papel de hornear para que no se peguen a la bandeja.
Cuando el aceite esté bien caliente, echamos las rosquillas poco a poco, sin que se toquen entre sí, ni toquen el fondo.
Si disminuye el nivel de aceite, añadimos más, ya que las rosquillas deben
 flotar en el aceite. Si tocan abajo en la
sartén, se quemarán al momento.

Al freír no ponerlas muy juntas, ya que la levadura hará que aumenten mucho
 su tamaño al echarlas a la sartén.
Las dejamos dándole la vuelta hasta que estén doraditas. Sacamos y colocamos sobre papel de cocina para que suelten el exceso de aceite.
Aun caliente, pasamos la rosquilla por una mezcla de azúcar y canela.
Y ya está. Deliciosas.
Que no nos asuste el aceite de freírlas, al escurrirlas en papel de cocina pierden todo rastro de aceite.
El resultado un postre riquísimo.
Para conservarlas, hazlo en un tape o lata, pero bien tapadas y que no les
 entre aire.

Un postre económico y fácil de hacer. Con muy pocos ingredientes.
Sobre todo en mi pueblo tan rico en naranjas. Cargado de vitamina c.
En esta receta la aportación de la naranja es mínima, pero existe, luego vamos a considerar que también lleva naranja.
Este postre se elaboraba al principio con yemas crudas, posteriormente para hacerlo más sabroso y más seguro, se empezó a elaborar al baño María.
A base de yemas, azúcar y algún licor. También podemos omitir el licor si lo van a comer niños.
Se puede servir frio, caliente o helado.
 Podemos comerlo solo, rociándolo por encima de frutas troceadas o como relleno para tartas o dulces.
Si lo comemos tibio, se puede servir acompañado de bizcochos de soletilla.
Ingredientes:
- 4 yemas de huevo.
-60 gr. de azúcar.
- 120 ml. de Cointreau.
- 80 gr. de chocolate blanco.
- 80 gr. de chocolate negro.
- 1 naranja.
Preparación de la receta:
En un cuenco amplio resistente al calor, ponemos las cuatro yemas de huevo, el azúcar y el licor.
Batimos durante un minuto con batidora eléctrica hasta que tenga textura de crema.
En una cazuela grande ponemos agua y colocamos al fuego.
Cuando empiece a hervir metemos el cuenco donde batimos las yemas con cuidado de que no le entre agua.
Dejamos al baño María a una temperatura media.
Seguimos batiendo unos diez minutos hasta que tenga una consistencia espumosa.
Echamos esta mezcla en cuatro copas de postre.
Con un rallador, hacemos virutas de chocolate blanco y negro.
Lavamos muy bien la naranja, la secamos y rallamos la cáscara.
Adornamos las copas con las virutas de ambos chocolates y la ralladura de naranja.
El resultado un postre riquísimo.


El salmorejo: una joya de la cocina andaluza. Muy típico en cualquier celebración o comida casera.
Se remonta a tiempos antiquísimos en los cuales nuestras abuelas y algunas madres lo hacían con el mortero y la machacadera.
Hoy en día los puedes hacer con la batidora normal, es la que yo uso, o también en la Thermomix.
Un toque de originalidad: vamos a añadir zumo de las apreciadas naranjas de Palma del Río.
Ingredientes:
- 100 gramos de almendras.
- Aceite de oliva.
- Pan duro del día anterior.
- 1 diente de ajo.
- Sal.
- Vinagre.
- 50 cl de zumo de naranja.
Para la guarnición del salmorejo:
-Huevos cocidos.
-Jamón picado.
Preparación de la receta:
En el vaso de la batidora, ponemos el pan troceado, las almendras, el diente de ajo sin la semilla para que no repita, la sal, el vinagre y el zumo de la naranja.
Ponemos muy poco vinagre, porque como estamos añadiendo también zumo de naranja es otro ácido. Por eso debemos empezar por poco y luego ir rectificando.
Trituramos todo con la batidora hasta conseguir una crema.
Ahora añadimos el aceite de oliva y seguimos batiendo hasta emulsionar y conseguir una masa muy fina.
Hasta conseguirlo, rectificamos en sal, vinagre o más aceite si está muy seco.
También el punto del ajo, si nos gusta más o menos fuerte, he de decir que si te pasas con el ajo, es posible que no le guste a todos los comensales, por eso yo prefiero echar poco al principio y luego retocar si falta.
Se suele comer fresco del frigorífico.
También esta delicioso y tiene una presentación excelente con huevo duro y jamón picado pequeñito.
Ponemos el salmorejo en el cuenco de servir, preferiblemente cazuelas de barro, y por encima el jamón troceado y el huevo.
Una yema, la aplastamos con los dedos y espolvoreamos por encima.
Si lo deseamos también podemos poner por encima un chorreón de aceite de oliva.
 Y ya está, apetecible a la vista y ni te cuento al paladar.


Vamos a hacer una sencilla salsa para cualquier carne o pescado si somos

 atrevidas.

Receta con pocas complicaciones y con ingredientes de lo más normales de

 nuestra cocina.

Deliciosa para mojar pan y chuparse los dedos.

Ingredientes:

     -  Aceite de oliva.

              - 1 cebolla.

              -2 dientes de ajos.

              -2 clavos.

             - Un chorreón de coñac o brandy.

             - 2 naranjas.

            - 1 hojas de laurel.

            -  Pimienta molida.

            - Tomillo.

            -Sal.

           - 1 pastilla de caldo de carne.

          - Una cucharada de postre de maicena.

Preparación de la receta:

                 Pelamos y picamos los ajos y pelamos y troceamos en aros la cebolla.

                 En la olla ponemos el aceite echamos la cebolla, y los ajos. Dejamos freír

 hasta que se ponga transparente la cebolla.

                 Ponemos una pizca de sal y otra de pimienta.

Añadimos un chorreón de coñac o brandy y dejamos cocer hasta que el

 alcohol se evapore.

Incorporamos la pastilla de caldo de carne desmenuzada, una pizca de tomillo,

 los clavos  y la hoja de laurel.

Rociamos con el zumo de las naranjas. Guardamos un poquito para después

 diluir la maicena.

Retiramos la hoja de laurel.

Trituramos la salsa con la batidora.

En el zumo que habíamos guardado, disolvemos la maicena.

La echamos en la olla y ponemos al fuego. Vamos removiendo hasta que espese

 un poco.

Mezclamos la maicena con la salsa que habíamos triturado y dejamos reposar

 un rato.

Ya estaría lista la salsa para cualquier carne que deseemos. Si en la cocina nos

 gusta arriesgar, incluso para cualquier pescado.

Para chuparse los dedos.

Una ensalada muy fresca y sencilla.

 Deliciosa combinación de fruta y langostinos.

 Un entrante estupendo para cualquier comida.

  Una agradable mezcla de sabores.

Ingredientes para 4 pax:

- 60 gr. de nueces peladas.

 -16 langostinos cocidos y pelados.

 -100 gr. de mayonesa.

 -200 gr. de fruta variada madura (yo pique manzana, piña, ciruelas,

 paraguayos, mango, naranja…).

 -50 gr. de cebolletas.

 Preparación de la receta:

Ponemos las nueces en el vaso. 6 segundos, velocidad 4. Reservamos.

 Ponemos en el vaso 10 langostinos cocidos y pelados. 5 segundos,

 velocidad 4.

 Echamos la mayonesa. Removemos bien con la espátula y reservamos en un

 bol.

 Pelamos y picamos toda la fruta. Volcamos en un bol. Sobre ella, echamos el

 contenido del vaso. Removemos bien sin romper la fruta.

 Cogemos un aro de emplatar. Ponemos primero una capa de la ensalada que

 hemos preparado. Encima las nueces.

 Decoramos con seis langostinos.

       

                                            "Yogur a la naranja"
Un postre económico y fácil de hacer.
Por sus ingredientes naturales es bastante sano, el único problema es el azúcar que engorda un poquito. Mi pueblo, Palma del Río tan rico en naranjas, que tan poco utilizamos en nuestra repostería.
Resulta delicioso con una buena naranja palmeña, el azúcar y el yogur. Un capricho de vez en cuando.
Ingredientes:
- 1 naranja.
-1 cucharada de azúcar.
- 2 yogures.
- 2 bizcochos.
Preparación de la receta:
Esta receta necesita muy poca elaboración.
Batimos los yogures con el zumo de la naranja y el azúcar.
En una copa ancha ponemos los bizcochos y echamos por el encima el batido de yogurt.
Dejamos reposar en la nevera unas cuantas horas y después servimos bien frio.
El resultado un postre riquísimo.

Receta muy sencilla que con la Thermomix y la Fussioncook prepararemos en

un abrir y cerrar de ojos.

Un rico y sano yogur con muy pocos ingredientes.

Una vez que los hagas, no volverás a comprarlos. Están tan ricos y son tan

sanos.

Servimos con frutas frescos, frutos secos, siropes, licores…


Ingredientes:

- 1 litro de leche.

- 1 yogur natural bio.

-4 cucharadas de leche en polvo.

-50 gr. de azúcar (o su equivalente en sacarina liquida Natren que se puede

 calentar). O la mitad de fructosa.

-1 canela en rama.

-Corteza de una naranja sin parte blanca.

Preparación de la receta:

Ponemos en un cazo o la Thermomix, la leche con la cascara de naranja, la

canela y el edulcorante.

Llevamos a ebullición y dejamos enfriar. En Thermomix, 8 minutos, 100 Cº,

velocidad cuchara.

Dejamos enfriar.

Mientras se enfría, mezclamos la leche en polvo con el yogur hasta que no

queden grumos.

Colamos la leche y quitamos la canela y la naranja. Añadimos a la mezcla

anterior y mezclamos de forma suave.

No olvidemos quitar la espuma si hacemos en thermomix.

Llenamos los vasos de yogur con la mezcla.

Ponemos los vasos en la cubeta (una parte en el fondo, y los que no cojan,

ponemos una rejilla y los colocamos encima). Menú yogur, ocho horas válvula

cerrada. Lo normal es hacerlo por la noche y por la mañana sacamos

los yogures, los tapamos, dejamos enfriar y los metemos en el frigo un mínimo

de cuatro horas.

Notas:

Echamos la mezcla a los botes con un cazo para que no lleve espuma, si la

 lleva la espuma se quedara arriba.

                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario