jueves, 21 de agosto de 2014

A la espera de la Rica Navelina

Pues eso, seguimos avanzando poco a poco, pasan los días y nuestra navelina se va preparando en el árbol.
A ver si los hados se confabulan y tenemos una buena cosecha y unos precios que sin hacer ricos a nadie, al menos merezca la pena haberla criado y que de trabajo en su recogida.
Crucemos los dedos.